Reforma Fiscal PSOE


Categoría: Servicios jurídicos

VN:F [1.9.22_1171]
Valora a este candidato
Total: 4.2/5 (5 votos recibidos)

Luis: ADE. Máster en Tributación y Asesoría Fiscal

  • Nombre: Luis
  • Edad: 26 años
  • Titulación: ADE. Máster en Tributación y Asesoría Fiscal
  • Especialidad: Medidas Fiscales
¡Regístrate en BecariHunter!
¡Registra tu empresa en BecariHunter!

Luis nos habla sobre un tema de actualidad que salió a la luz el pasado 7 de Noviembre de 2013, el cual trata de una Reforma Fiscal propuesta por el Partido Socialista sobre el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas, que es un impuesto directo, personal y de tipo impositivo variable. Nos manifiesta así su talento para la fiscalía y los temas económicos, que domina a nivel de un profesional senior.

Dicho impuesto afecta a toda persona física que resida en territorio español y podemos dividirlo en 6 partes, que son:

– Rendimientos del trabajo

– Rendimientos del capital inmobiliario

– Rendimientos del capital mobiliario

– Rendimientos de actividades económicas

– Ganancias y pérdidas patrimoniales

– Imputación de rentas

La reforma propuesta por el Partido Socialista se centra en los Rendimientos del trabajo, donde tributan todos los trabajadores con ingresos superiores a 5.000€ brutos/ año y la mayoría de los parados. La reforma pretende dejar exentos de impuestos a los desempleados con prestación, jubilados con pensiones bajas y las familias con hijos que tengan ingresos inferiores a 16.000€ brutos/año, lo que supondría unos 5 millones de personas sin tributar que se ahorran 1.000€/año aproximadamente. En total unos 5.000 millones de euros al año deja de ingresar la Agencia Tributaria. El Partido Popular propuso exactamente lo mismo en el año 2007 cuando estaba en la oposición y terminó por no llevarlo a cabo cuando obtuvo el poder, al ser una propuesta de elevada dificultad para mantener por la Agencia Tributaria. Los datos que arroja la Agencia Tributaria en su Informe Anual de recaudación (expresado en millones de euros) son los siguientes:

IRPF: 39.326 (2010) 33.545 (2011) 26.520 (2012)

Total Impuestos: 111.824 (2010) 88.905 (2011) 76.464 (2012)

Como podemos ver, en el IRPF hemos ingresado 12.806 millones de euros menos, a lo largo del 2010 al 2012, y con la totalidad de los impuestos, 35.360 millones de euros menos, con lo que estamos ante una caída recaudatoria. En el 2013 sigue el mismo camino de caída, con lo que sería bastante poco viable una reforma fiscal que produjese una menor recaudación.

Mientras tanto la Evolución del Déficit Público en España (expresado en millones de euros) ha aumentado en los últimos años, no ayudando tampoco para la implantación de dicha medida: 100.508 (2010) 100.072 (2011) 109.572 (2012)

En Conclusión debido a esta bajada recaudatoria que está sufriendo España y a la subida de la deuda pública, no creo que pueda llevarse a cabo esta reforma de forma aislada. La única forma seria acompañarla de un buen paquete de medidas que hagan aumentar la recaudación más de lo que baja, las cuales son difíciles de afrontar en estos tiempos de crisis.